DESC – Alternativas Proyecto

Proyecto Derechos ciudadanos para la sociedad del siglo XXI

Observatorio DESC (Derechos económicos, sociales y culturales)
Dirigido a la Fundación Alternativas

Nota preliminar
Barcelona, marzo 2012

Desde finales del siglo XX estamos viviendo un cambio de época que se expresa en las distintas dimensiones de la vida social. La economía productiva se ha globalizado parcialmente y se ha fragmentado territorialmente. Una parte de ella se ha autonomizado de la producción material y se ha convertido en la “economía del conocimiento”. Otra parte ha generado una masa laboral precaria, poco cualificada y vinculada a actividades de servicios. Esta economía se ha convertido progresivamente en subordinada del capitalismo financiero, el cual si que está globalizado del todo y que ha generado una cultura económica especulativa.

Emerge una nueva sociedad clasista, diferenciada de la estructura social vigente en la sociedad industrial de los siglos XIX y XX. Subsiste el conflicto social (o lucha de clases) pero los actores no son exactamente los mismos. La clase capitalista está liderada por gestores especuladores del capital, no por los empresarios-propietarios. Es esta clase la que ha tomado la iniciativa de agudizar el conflicto social. Como dijo Buffet “hemos promovido esta guerra y mi clase la estamos ganando. Las clases trabajadoras están fragmentadas en categorías no necesariamente vinculadas a la producción: jóvenes y adultos instalados, inmigrantes y autóctonos, colectivos étnico-religiosos, precarios y ocupados, excluídos e integrados (por ejemplo en el territorio), etc. Y por ahora solamente expresan comportamientos resistenciales para defender, con poco éxito, los derechos históricos alcanzados en el siglo XX.

Estamos viviendo un cambio de época en el que se produce una “regresión democrática” que afecta a los derechos económicos y sociales, a los derechos culturales y ambientales y también a los derechos políticos. Defender únicamente los derechos de antaño es a la vez apostar por la derrota y aún si se consiguiera sería insuficiente. Las nuevas realidades exigen nuevos derechos o desarrollar más los antiguos.

DIEZ LÍNEAS DE ANÁLISIS Y PROPUESTAS ALTERNATIVAS

  1. Economía productiva, empleo y salario ciudadano (o renta básica) versus economía especulativa, desocupación y programas asistenciales. La cuestión de la precarización y las redes protectoras. Propuestas yuguladoras de la especulación y control público del sector bancario. Propuestas de “desglobalización” relativa.
  2. Políticas públicas y derechos sociales de carácter universal: educación, sanidad, vivienda, movilidad, asistencia a poblaciones deficitarias o vulnerables, etc. Objetivos: reducir las desigualdades, favorecer la integración ciudadana, garantizar la accesibilidad de todos, políticas de acción positiva. Versus las actuales dinámicas dualizadoras y el carácter lucrativo de los actuales agentes proveedores de los servicios.
  3. Bienes colectivos y recursos básicos de la humanidad: agua, tierra, energía, suelo. Recuperar el control público.
  4. Derechos ambientales, economía ecológica y calidad de vida. Derechos del presente y de las generaciones futuras. Los crecimientos alternativos.
  5. Moral económica: sobre el fin de los privilegios y los ingresos exorbitantes. Salarios mínimos y máximos en una escala definida (por ejemplo de 1 a 5). Replanteamiento de la política fiscal. Objetivo: reducción radical de la desigualdad económica.
  6. Reconquista de la ciudad y de la ciudadanía. Crítica de urbanización sin ciudad, disolución de ésta y destrucción del entramado socio-cultural que permite el arraigo de la democracia. El derecho a la ciudad como concepto integrador de las políticas públicas en el territorio.
  7. Reconsideración de la seguridad: empleo, recursos monetarios y formación continuada; asistencia sanitaria y seguridad alimentaria; reagrupación familiar y derecho a la movilidad y a definir un proyecto de vida; la educación al servicio de la movilidad social y a la reducción de las desigualdades; romper las fracturas digitales. Reforma de la Justicia: accesibilidad y diversificación.
  8. Inmigrantes o residentes. Argumentos viables para aplicar la igualdad político-jurídica de los residentes en un mismo territorio.
  9. Identidades culturales y derechos universales. La cuestión del laicismo. La identidad cultural no supone el “soberanismo político”.
  10. Refundación de la democracia política. De la democracia procedimental a la democracia real: políticas públicas y derechos ciudadanos. Reorganización y simplificación de las estructuras institucionales. Innovar en las formas de participación deliberante.

Estudio-Informe coordinado por el Observatorio DESC con la participación de expertos seleccionados por DESC y Fundación Alternativas.

Esta nota es un avance no es una propuesta formal o un proyecto estructurado. Se trata de un conjunto de ideas apuntadas que pueden servir para indicar las intenciones del trabajo.

Jordi Borja, Presidente del Observatorio DESC
26 de marzo de 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *