«Ciudad Posible» M.Corti. Prólogo de Jordi Borja

La ciudad posible no es la ideal, ni la más deseable, ni la que puede considerarse perfecta según los cánones establecidos. No solo es imposible, si lo fuera sería una ciudad muerta, inmóvil, una ciudad fantasmal o de ficción. La ciudad de Truman, la Celebration de Walt Disney. Marcelo Corti nos propone una ciudad posible. Un excelente calificativo que el prologuista también ha usado, tanto en relación a la ciudad como en la política1. Lo posible no es la adaptación a la situación existente sino todo aquello que demanda sectores importantes de la sociedad. Nos referimos a las aspiraciones explícitas o latentes de la ciudadanía en especial las clases populares y explicitar y denunciar los mecanismos causantes del despilfarro insostenible y beneficioso casi siempre para minorías privilegiadas y de las desigualdades y exclusiones sociales crecientes en los territorios urbanizados. Los políticos e intelectuales y más específicamente los profesionales o expertos conocedores de los procesos urbanos no pueden ser cómplices de las dinámicas perversas que se expresan mediante la disolución de la ciudad en el territorio o la especialización excluyente en las ciudades heredadas. Y las complicidades son múltiples, el discurso del “triunfo de las ciudades”, la colaboración profesional en los proyectos urbanos anticiudadanos, la débil o nula crítica a gran parte de los proyectos especulativos o simplemente la omisión ante el desastre de gran parte del llamado “desarrollo urbano”.2

Marcelo Corti nos propone una obra que integra por lo menos tres o cuatro. Es un tratado analítico y propositivo, base de uno o dos cursos de alto nivel académico, que conceptualiza teóricamente las múltiples dimensiones del urbanismo y expone múltiples casos des ciudades del mundo desarrollado o en proceso de desarrollo, en especial América y Europa. Se sintetizan situaciones y propuestas de una gran diversidad de ciudades. Es un manual, extremadamente práctico que debería ser de obligado estudio para profesionales del urbanismo, funcionarios públicos y también activistas sociales. Indispensable para seminarios y talleres destinados a postgrados académicos y a cursos de actualización de profesionales. Nos encontramos con una verdadera enciclopedia del saber acumulado en urbanismo desde el siglo XIX hasta hoy. Incluye además un glosario de conceptos usados en urbanismo y no siempre adecuados no solo en los medios, también en documentos técnicos o políticos. Es también un ensayo libre, con opiniones contundentes, siempre pertinentes y en ocasiones innovadoras, de alto nivel intelectual y que debe interesar a cualquier ciudadano interés por la cultura y para estudiantes tanto de Arquitectura o Ingieneria como para Ciencias sociales y Humanidades3. Además de una bibiografía extensa incluye una listado comentado y de fuentes de información básico para dotarse de una cultura urbanística que va más allá de los textos más o menos técnicos. Y finalmente es una obra politica, parte de la base que no hay urbanismo sin política, El urbanismo se fundamenta en ideas y valores de interés general y ha acumulado técnicas y procedimientos para concretar y aplicar estos principios a las realidades urbanas. Pero entre las ideas y las técnicas hay la política. El urbanismo no es neutro, ni autónomo. Es una dimensión de la política pública.

Sería farragoso e innecesario exponer el contenido concreto del libro. El índice detallado del mismo especifica con mucha precisión las temáticas de cada capítulo y subcapítulos. Sin embargo los lectores deberán tener en cuenta, y agradecerán, que el autor no se limita a exponer las distintas perspectivas y temáticas de la ciudad y lo urbano. Al contrario, parte de la idea que la ciudad en todas sus dimensiones es altamente compleja, todos sus aspectos son interdependientes. Y éste es quizás el principal error de la profesionalización especializada y la sectorialización de las políticas públicas. Vean la conclusión o cierre de la obra: la visión integral/integradora.

Una nota curiosa con la que se inicia el libro y que me permito comentar al final de este modesto prólogo El autor cita una anécdota de Oriol Bohigas 4 al inicio del libro. El arquitecto y urbanista catalán saca conclusión de la anécdota que “en la ciudad encuentras lo que buscas y lo que no buscas”. No es una frase simplemente ingeniosa. Nos dice que en la ciudad se generan encuentros no previstos, situaciones sorprendentes, oportunidades que no habías pensado. Es el entorno de la creatividad y de la innovación. Como explicaba François Ascher5 la ciudad es el lugar de la “serendipity”, el lugar, la situación o las personas que no esperabas encontrar o ni habías pensado que existieran. La ciudad es sin duda el principal motor del cambio y del progreso

Marcelo Corti es obviamente un destacado arquitecto y urbanista. Pero es un intelectual que le atraen múltiples intereses. También posee una gran curiosidad intelectual y un gran afán de conocer situaciones y gentes diversas de las que sabe aprender y reelaborar. A ello añade una gran capacidad de pensar por su cuenta y exponer sus conocimientos con buena escritura. No es tan frecuente que los arquitectos que saben diseñar sepan también escribir. Para terminar debo reconocer que siento un gran afecto por el autor. Nos conocimos hace 15 años y desde entonces la relación amistosa ha sido permanente y creciente. Admiro su capacidad de trabajo y de iniciativa como lo prueba El Café de las Ciudades, revista, editorial y encuentro real y virtual de centenares de amigos/as de América y Europa. Me sorprenden sus conocimientos, siempre de vanguardia, y como los sabe sintetizar y aplicar. Agradezco su amistad, generosa, discreta y siempre confiable. Gracias, Marcelo, por ser como eres. Un honor que me hayas dado la oportunidad de prologar tu libro, un gran libro.

1 Al finalizar una conferencia organizada por la dirección de Codelco (la gran empresa chilena del cobre) me ofrecieron una cena en Calama, la ciudad adyacente a las minas de Chuquicamata. Me preguntaron cual era mi posición política, si era más próximo a la derecha espanyola (PP) o al partido socialista (PSOE). Les dije que ninguno, era muy crítico con los socialistas y me horrorizaba el PP. Insistieron ¿y entonces, qué?. Contesté: soy de extrema izquiera. Silencio pesado. Añadí: dentro de lo posible. Les tranquilizó un poco. Sin embargo el discurso ultra radical se queda en discurso. Combatir por lo posible significa introducirse en las contradicciones del sistema para modificar sus mecanismos perversos. Nos parece más peligroso para el statu quo incidir en las brechas del presente que brindir al sol un futuro radiante.

2 El informe de 2009 del Banco Mundial, en plena crisis financiera vinculada al boom inmobiliario y a la especulación del suelo, consideraba aún los kilometros cuadrados de urbanización como indicador de desarrollo. O son imbéciles o simplemente sicarios de los especuladores.

3 Merece destacar en la Introducción el capítulo destinado a los “mitos sobre lo urbano”.

4Bohigas es autor, entre otras obras, una texto breve que considero de lectura casi obligada, “incontinencia de la arquitectura”. Una referencia que sugiero que añadan al listado que propone Corti para el aprendizaje urbano.

5 Ver el texto de Ascher en el libro que cita Corti en la bibliografía “La ciudad, una ecuación imposible”, de Belil, Borja y Corti (coordinadores).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *