Atravesar la calle

Atravesar la calle para salir de casa, un verso de Cesare Pavese. En política sin gente en la calle se puede gobernar pero no cambiar nada importante. Las ideas y las aspiraciones se hacen hegemónicas en la calle. En casa se impone el conservadurismo, el miedo y la pasividad. Pero primero quisiera contarles una historia. Verídica, fue en Paris en 1962.

Continuar leyendo

El laberinto español

ntre 1976 y 1982 se inició y se truncó una transición en el que intervinieron tres tipos de actores sociales y políticos. Por una parte se mantuvieron con altos niveles de poder una gran parte de la “clase política” procedente de la dictadura, se mantuvo o se amplió el peso de los grandes grupos o empresas públicas y privadas acostumbradas a imponer las políticas económicas y sociales y que ahora dominan también las empresas mediáticas.

Continuar leyendo

El sistema y el antisistema

El orden legítimo se identifica con el sistema, la democracia con el marco político-jurídico y la justicia con el cumplimiento de las leyes. Pero el sistema económico y político fue calificado por Mounier (el fundador de Esprit y del personalismo cristiano) como “desorden establecido”. El marco político-jurídico es estático y la democracia es continua, el poder es generador de privilegios e injusticias y las necesidades y derechos son siempre evolutivos.

Continuar leyendo

La globalización excluyente o entender lo que no cuadra

“Porque los pobres votan a la derecha” es ya casi un clásico de las ciencias sociales del norteamericano Thomas Frank publicado en 2004. Ante fenómenos como el Brexit británico o la victoria electoral del PP es fácil recurrir al “populismo”. Las elites, incluso “progresistas” se escandalizan que gran parte de las clases populares “voten mal”.

Continuar leyendo